Aquí encontraras todo lo que necesitas saber sobre la infidelidad y como superarla

jueves, 18 de agosto de 2016

La Infidelidad En El Embarazo (Estudio)













Mujer embarazada descansando y pensando sobre la infidelidad masculina
La infidelidad masculina en el embarazo siempre está en la mente de las mujeres. Muchas tratan de evitar una infidelidad mientras que otras mujeres ya lo dan por hecho. Esta frase no se te hace familiar: "¡Estoy embarazada y mi esposo me engaña que hago!" Pensar de esa manera es lo mas lógico, ya que las mujeres cuando están embarazadas tienden a sentirse menos atractivas y menos deseables para sus maridos y generalmente piensan que ellos buscaran fuera de casa lo que no pueden encontrar en su hogar, ademas en la actualidad estamos invadidos por las redes sociales y ser infiel puede ser muy fácil. Pero la pregunta más importante aquí es:

¿La infidelidad del hombre es más propensa durante el embarazo?


Resulta que la respuesta depende de cada hombre. Revisando algunos estudios de embarazo y sexo -relacionados muy estrechamente con la infidelidad durante el embarazo- parece que hay tres categorías de futuros padres. 

El Tipo Z, un hombre infiel o que quiere ser infiel.
El Tipo Y, un hombre que desea a su esposa embarazada más que nunca.
Y luego está el Tipo X, un hombre que tiene un deseo sexual disminuido y un menor riesgo de ser infiel a su esposa.

La mala noticia es que, al menos, un estudio encontró que, efectivamente, hay un riesgo de infidelidad del hombre en el embarazo, aunque el hombre esté satisfecho en su matrimonio. ¿Sus razones? Él puede sentir una ambivalencia sobre el embarazo o los cambios que van con él. Su compañera, especialmente en su primer y tercer trimestre, no tiene ganas de tener relaciones sexuales. Su deseo sexual puede disminuir. Ella puede pensar que su cuerpo no es atractivo.

(Por cierto, la insatisfacción corporal pasa a ser la razón número uno por el cual la mayoría de las mujeres tienen menos relaciones sexuales durante el embarazo. Por esa misma razón la mayoría de las mujeres, piensan que el embarazo es un desvío para los hombres. Y eso es un error.)
Pero aquí está la buena noticia para las mujeres embarazadas. La infidelidad masculina durante el embarazo se reduce bastante cuando muchos hombres -la mayoría, como se indica en este estudio- desean a su pareja embarazada más que nunca, incluso si no están teniendo tanto sexo como antes. Ellos no solo encuentran el atractivo físico de su pareja como estaban antes del embarazo, si no más. Estos son por lo general los hombres Tipo Y.

En otro estudio de infidelidad y embarazo se encontró que, mientras que las parejas tenían relaciones sexuales con menos frecuencia en el tercer trimestre, las únicas circunstancias en las que los hombres cambian su comportamiento sexual es si son mayores o están preocupados por la seguridad del feto. (Nota: El sexo no aumenta el riesgo de aborto involuntario en los embarazos que no son de alto riesgo.) De lo contrario, los hombres desean relaciones sexuales con sus esposas tanto durante el embarazo como lo hacían antes. Desde una perspectiva evolutiva, esto tiene algún sentido. Las mujeres se beneficiaban de tener a sus compañeros a lado, para apoyarlas durante el embarazo y la crianza de los niños. El sexo ayuda a los hombres a quedarse.

El padre expectante de tipo X -el que tiene un bajo deseo sexual y un menor riesgo de infidelidad- puede solaparse con el tipo Y. Estos son los hombres que, en algún momento durante los nueve meses, padecen de síntomas de embarazo. Náuseas, aumento de peso, cambios de humor, fatiga, incluso vómitos. Las hormonas son los culpables. Estos hombres tienen niveles más altos de prolactina, una hormona asociada con la pereza y aumento de peso. Sus niveles de testosterona caen en picado, haciéndolos menos combativos y agresivos sexualmente.

Hay un lado positivo del tipo X. Resulta que estos hombres, de tipo fieles muestran el comportamiento más paternal cuando llegue el bebé. Como nuevos papás, son más propensos a escuchar y responder a los llantos de su bebé. Son más compasivos y tolerantes. Hacen de mejores padres.

Uno podría especular que la conducta Tipo Z del infiel, es que mientras su esposa está embarazada no es un buen augurio para los instintos de paternidad. Está claro que si cualquier hormona se está liberando en el hombre Tipo Z, es la testosterona, no la prolactina. Probablemente no este compartiendo las náuseas del embarazo de su esposa y turnándose con ella para usar el inodoro.

Como muestran los estudios, no siempre la ecuación final es: Mujer embarazada = Hombre infiel. Lo que tienes que entender es que el embarazo puede ser y es en la mayoría de los casos un vínculo de unión más fuerte en una pareja.  
En este blog regularmente te iré mostrando algunos estudios, como el que te acabo de presentar sobre la infidelidad y el embarazo o el que ya vimos referente a los efectos positivos de la oración para combatir el adulterio. Por otro lado, si sospechas que tu esposo tiene una amante, te recomiendo que revises estos post: cómo saber si tu marido me engaña | cómo superar una infidelidad durante el embarazo.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Entradas Populares

Entradas Recientes

Loading...
Con tecnología de Blogger.

Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *