Aquí encontraras todo lo que necesitas saber sobre la infidelidad y como superarla

viernes, 15 de julio de 2016

Cómo Superar Una Infidelidad En El Matrimonio En 6 Pasos













Novio cruzando los dedos frente al altar
Para ayudarte a superar una infidelidad en el matrimonio, a continuación te presento una lista de sugerencias basadas en el libro “Después de la infidelidad”, de Janis Abrahms Spring. Esta lista está diseñada específicamente para aquellas parejas que han experimentado una infidelidad sexual o emocional. Sin embargo, puede ser utilizada como una guía para hacerle frente a cualquier tipo de infidelidad en la pareja, independientemente de si estés casado (a) o no, sea un matrimonio con hijos o sin hijos y sin importar la religión bien sea un matrimonio cristiano o católico. 

6 Pasos para superar la infidelidad en el matrimonio


Paso 1: Entiende que vas a experimentar una amplia gama de sentimientos y que todos ellos son normales. 


Cuando un cónyuge descubre que su pareja se ha involucrado en cualquier tipo de conducta aberrante, la gama de emociones que experimenta puede ser enorme y puede incluir cualquiera o todos de los siguientes sentimientos:

1. Una pérdida de identidad: “¿Quién eres si haces esto, y que soy yo si estoy en una relación contigo?”
2. Una pérdida de sentirse especial: "pensé que teníamos algo especial, pero ahora siento que no tenemos nada." 
3. Una pérdida de la autoestima: "Voy a arrastrarme o hacer algo para reparar esta relación" o "Me he vuelto mezquino (a), a fin de castigar a mi esposa (o) por este comportamiento."
4. La ira en ti por falta de pistas: "¿Cómo pude haber sido tan estúpido (a)? 
5. Sentirte emocionalmente fuera de control: "¿Cómo hago para dejar de pensar constantemente en esto y sin parar de preocuparme por esto?" 
6. Una pérdida fundamental de la estabilidad: "Solía creer que tenía un muy buen control sobre el mundo en que vivo, pero ahora tengo la impresión de que no tengo ni idea de lo que es correcto, erróneo, o incluso qué hacer después." 
7. La ira o confusión con respecto a la fe religiosa o sentido de propósito en la vida: "¿Cómo es posible que Dios me haya abandonado de esta manera?" o "¿Por qué Dios me castiga de esta manera?" 
8. Una profunda sensación de aislamiento o soledad: "No puedo compartir esto con nadie, e incluso si lo hiciera, nadie podría entender mi desesperación o repararlo." 
9. La pérdida de la esperanza: "Nunca voy a experimentar el verdadero amor de nuevo y jamás volveré a confiar en alguien nuevamente."

Paso 2: Acepta esos sentimientos y habla con tu pareja o un terapeuta sobre cada uno de ellos. 


Es importante explorar cada uno de esos sentimientos e involucrar a tu pareja en esa discusión. Evitar estos sentimientos o negarlos solamente los hace más fuertes y pone una brecha aún mayor en tu matrimonio. Dado que la infidelidad involucra la retención de información, con el fin de arreglar las cosas todo ahora debe ser compartido entre los cónyuges.

Si tu pareja se niega a discutir el tema de una manera significativa o productiva, lo mejor es buscar consejo para ayudar a identificar y trabajar a través de estos sentimientos. No obstante, si tu cónyuge se niega a discutir el tema, no es un buen presagio para tu relación. Como he mencionado anteriormente, la reparación de los daños causados en estas circunstancias, por lo general se tienen que hacer juntos. No es imposible hacerlo solo, pero si tu pareja se niega a acompañarte en el proceso de reparación normalmente sólo empeora las cosas.

Paso 3: Ponle nombre a cada uno de esos sentimientos y comprométete para identificarlos y trabajar a través de ellos cada vez que aparezcan. 

La diferencia entre este paso y el paso dos es que en esta etapa, tienes que comprometerte a cavar profundamente en los sentimientos y trabajar a través de ellos de manera productiva. Dado que los sentimientos asociados con la infidelidad son tan graves, la mera identificación de ellos no es suficiente. Debes hacer un reconocimiento de ellos y los debes limpiar de tu mente (y tu corazón) de una manera sana o van a seguir invadiendo tu psique y dañándote a ti y tu relación. Por más doloroso que pueda ser hablar de estos sentimientos una y otra vez, es imprescindible que tú y tu cónyuge compartan un lenguaje común sobre el incidente y unir, uno a la vez, los extremos deshilachados de la confianza. 

Paso 4: Decídete si debes volver a comprometerte con tu matrimonio o dejarlo ir. 


Con el tiempo, independientemente de la infracción, tienes que tomar una decisión consciente, ya sea para permanecer en tu matrimonio o irte. Dadas las emociones volátiles unidas a esta decisión, esto puede ser un paso difícil. Sin embargo, tienes que hacer una elección consciente, y debes comprometerte sinceramente de corazón. Si decides quedarte, debes permanecer fiel a esa decisión. Esto no significa que tienes que sentirte completamente satisfecho (a) con tu decisión; si elegiste el camino para reafirmar tu compromiso, tienes que ser fiel a ella, aun cuando te sientas asustado (a) o enojado (a).  

Piénsalo de esta manera: cuando te comprometes a enmendar tu matrimonio, este compromiso se convierte en la piedra angular para reconstruir la relación. Si declinas sobre esta decisión a medida que avanzas, en cierto modo, derribas la nueva relación una y otra vez. Esto es especialmente problemático cuando se está en el proceso de intentar reconstruir la confianza.

Paso 5: Comprométete a reconstruir confianza y reparar tu matrimonio de cualquier forma que sea necesario. 


Hay dos partes en este paso: 

1. Tienes que estar de acuerdo a los cambios específicos en el comportamiento. Construir confianza toma tiempo, pero comienza con cambios en el comportamiento. El cónyuge que es responsable de la violación de la confianza no sólo debe reconocer su comportamiento poco saludable, sino que también debe cambiar de forma activa ese comportamiento. 

2. Tienes que estar de acuerdo en cambiar la dinámica de la relación interpersonal. Ninguna relación es perfecta y no hay cónyuge sin culpa. Incluso si la infidelidad que se produjo fue más allá de tu control, todavía hay cosas que puedes hacer para mejorar la manera de comportarte en tu relación. Cava profundamente dentro de ti y considera qué comportamientos se involucran para desmejorar la salud general de tu relación. Todavía eres un participante activo en tu matrimonio, lo que significa que siempre tienes espacio para crecer también. 

Paso Seis: Perdona a tu pareja.

Al final, con el fin de recuperarte y superar una infidelidad en tu matrimonio, tienes que encontrar una manera de perdonar a tu pareja. Hay muchas maneras para lograr esto, y cada uno tiene que encontrar su propia manera de llegar allí. Para ayudarte en este proceso puedes leer este post sobre como perdonar una infidelidad de mi esposo o como perdonar una infidelidad de mi esposa. Ten presente que, para que la herida sea totalmente curada, este paso tiene que ocurrir si o si, incluso si lleva muchos años.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Entradas Populares

Con tecnología de Blogger.

Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *